BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS »

sábado, 11 de diciembre de 2010

Los Iracundos, el comienzo




En 1958 en Paizandú, ciudad fronteriza con Argentina, seis animosos jóvenes formaron una de las bandas pioneras de Uruguay, Los Blue Kings, que al igual que a muchos grupos de entonces tenían nombres en inglés y hacían versiones en español de temas de rock and roll que llegaba de los Estados Unidos


Sus integrantes originalmente fueron:
  • José María Brunini (Voz)
  • Leonardo Franco Zanniars (Primera guitarra) 
  • Juan Bosco Zabalo (Segunda guitarra) 
  • Hugo María Burgueño (Bajo)
  • José María Febrero (Teclado)
  • Juan Carlos Velásquez (Batería).

Su inclinación musical era más por lo instrumental, aunque tenían mucha influencia de los Teen Tops, Elvis Presley, The Beatles, The Shadows, The Rollings Stone entre otros. 


Amenizaban fiestas en la esquina de su barrio o en el parque infantil de su ciudad. Sus edades oscilaban entre los 16 y 18 años.


Eduardo Franco Zanniars, joven inquieto se incorpora al grupo tocando no muy bien la guitarra después de ver el entusiasmo de su hermano Leonardo y sus amigos de colegio Hugo María y Febro. Lo incluían como relleno, pero ya era parte del grupo convirtiéndose en el séptimo integrante. 


Su primera presentación formal lo harían en un baile en la ciudad de Quebranto contando en su repertorio únicamente con cuatro temas: "Agítese, sacúdese y enrróllase", "La plaga", "Vuleve primavera" y "Presumida", no teniendo la aceptación que esperaban ya que nadie salía a bailar hasta que empezaron a tocar ritmos cariocos y fue entonces que todo mundo comenzó surgiendo una histeria por la música de ellos. Al terminar les pedían que continuaran tocando, así que interpretaron sus únicas cuatro canciones cantadas.


Su segunda presentación fue en Paysandú. Para este evento prepararon el tema "La novia" teniendo gran aceptación.


Su tercera presentación la realizaron en la ciudad de Guichón, para aquel momento ya habían crecido en popularidad y en seguidores.


Luego se presenta la oportunidad de presentarse en el Club Deportivo de Olimpia, uno de los más prestigiosos y refinados lugares de la ciudad, pasando por muchos aprietos ya que no tenían ni la ropa adecuada, ni el equipo necesario para tal evento. 


Don Lala, padre de los hermanos Franco, se prestó unos chalecos de color rojo pero el problema era con el gordo Burgueño, por lo que Eduardo tuvo que ir con un amigo para que le prestara un chaleco diciéndole que era para el vocalista. 


El Sr. Manice, doctor de Paysandú, al ver las cualidades que poseían para la música los apoya de una forma desinteresada con la compra de instrumentos nuevos: Una guitarra eléctrica, una guitarra acústica reforzada por dos micrófonos importados de muy bajo rendimiento, una batería algo rudimentaria, un piano armónico, una guitarra tipo folclórica y un contrabajo de madera como el de las orquestas típicas. Todo complementado por una amplificación ínfima.

El primer tema que interpretaron fue "La plaga", siendo todo un suceso por lo que recibieron la ovación del público.


Luego de esa presentación fueron invitados al teatro Florencio Sánchez, el más importante de Paysandú. Posteriormente se presentaron en los teatros El Metro y El Galery.


En 1961, ya eran conocidos en todo Uruguay y después de dos meses de presentaciones fueron invitados a la ciudad de Montevideo, para presentarse en el programa de televisión "Discódromo Show" transmitido por el canal 12 y que era conducido por el locutor Rubén Castillo


Los padres de  José María Brunini  no le permitían viajar y le obligaron a retirarse porque no creían en el futuro del conjunto.

El viaje lo hicieron en la viejo camión de propiedad del Don Lala

Al llegar se llevaron una gran sorpresa al encontrar una cola de casi tres cuadras esperándolos para verlos, ya que la emisora los había promocionado varios días antes de su actuación. Al no tener cantante solo tocaron temas instrumentales. 

Rubén Castillo habló con sus padres para que le otorgasen un poder para representarlos, ya que eran menores de edad, y les ayudó dándoles trabajo para que pudieran pagar su estancia en Montevideo y no se regresasen a Payzandú.  

Después de un corto lapso de seguir interpretando instrumentales, en que ninguno de los integrantes del grupo se atrevía a reemplazar al cantante, Eduardo desafinado pero entusiasta se ofrece y toma la batuta del grupo. Esto le aupó entre sus compañeros, entre los que hasta entonces apenas si tenía sitio pues no dominaba la guitarra del todo y era extremadamente tímido, hasta el punto de darle casi pánico al actuar. 

Su lucha por llegar al éxito no fue un jardín de rosas. Vivían en una zona de burdeles y cabarets en la zona roja de Montevideo. En búsqueda de ese triunfo, habitualmente tocaban a cambio de comida y alojamiento en los peores bares ubicados en la calle Juan Carlos Gómez. Lugares llamados "El Infierno" y "El Ancla" fueron escenarios para ellos.



Poco a poco uno de los hermanos Franco que integraba la banda, Eduardo, se animó a componer canciones propias, excelentes muestras de un rock & roll básico y divertido, y de los nuevos ritmos bailables, entre los que destaca su "Blue Kings twist"

En 1963, llega la recompensa en el Festival Latinoamericano de la Canción del Parque del Plata, certamen de gran importancia que se venía desarrollando en ese hermoso balneario, en donde son designados como la revelación del festival con su tema "Retén la noche" y conocen a Palito Ortega quien al escucharles queda encantado con su estilo y pide a su empresario que Los Blue Kings le acompañen en su próxima gira recomendándolos con su casa discográfica RCA (más tarde le devolverían el favor acompañándole en uno de sus álbumes)


Para esta época ya contaban en su repertorio con temas como "Dame una oportunidad" y "Retén la noche", temas que querían grabar pero que las casas disqueras de Montevideo les negaban la oportunidad.


Después de mucho insistir con el ejecutivo del modesto sello Clave les permite grabar pero sin contrato alguno  y con la promesa que si los temas gustaban serían contratados. La sorpresa fue que el sencillo se vendió como pan caliente. Este simple es considerado como el primero de rock nacional uruguayo.


Simple 7" - 81 003




Sello: Clave
Año : 1963


Lado A
01 - Retén la noche


Lado B
01 - Bailando Madison


Descarga aquí: Retén la noche

Descarga aquí: Bailando Madison




En 1964, se cambian al sello Rodnos (Ex-Son d' or), donde graban algunos temas de twist y rock & roll (aproximadamente 22 temas), aunque lo único que saldría al mercado sería su segundo single.


Simple 7" - 14445





Sello: Rodnos
Año : 1964

Lado A
01 - A Saint Trophez

Lado B
01 - Despierta Lorenzo



Descarga: A Saint Trophez





En su camino al éxito conocen a Carlos Méndez Requena quien les da su apoyo presentándolos semanalmente en el Hotel Salto. Les alienta a seguir adelante y les presenta a Juan Carlos Sola, un reconocido empresario con muy buenas conexiones en Buenos Aires (Argentina). Tras una apuesta muy riesgosa y con su apoyo llegan al programa "La Escala Musical" en donde se presentaban los mejores artistas de la época. La movida fue la correcta, tras presentarse en dicho programa reciben una oferta de contrato por parte del poderosos sello RCA.

Bajo la producción de Mario Omar Pizzurmo el grupo graba sus primeras canciones alternando composiciones propias de Eduardo Franco con temas clásicos. En su apoyo de la RCA al grupo le encarga la imagen pública de este a Sergio Leo Vanes, responsable de toda la campaña publicitaria de la RCA. Comienza el cambio, primero con los nombres haciéndolos más cortos y fáciles de memorizar:
  • Eduardo Franco Zanniars como "Franco" (Voz)
  • Leonardo Franco Zanniars como "Leoni" (1ra. guitarra) 
  • Juan Bosco Zabalo Sarasola como "Bosco" (2da. guitarra) 
  • Hugo María Burgueño como "Burgués" (Bajo)
  • José María Febrero Ascuraín como "Febro" (Teclado)
  • Juan Carlos Velásquez como "Juano" (Batería).
Vanes los observaba detenidamente y como los califica de jóvenes rebeldes de barrio con pinta de rockeros y en parte porque ya los nombres anglosajones en bandas hispanoparlantes habían pasado de moda, de todos los nombres propuestos les cambió el nombre al de "Los Iracundos".

¿Porqué Los Iracundos? Durante la posguerra, en Europa existía un movimiento literario artístico y cultural inglés, que precisamente era individualizado como "los iracundos". A Pizzurno y Toscano les gustó muchisimo este nombre, entonces decidieron adoptarlo para ellos. 


De ahí también cambiaron su indumentaria: pantalones de cuero negro, gorras con visera que debían lanzar al final de sus presentaciones y lentes, la vestimenta roquera pesada de la época al estilo de Buddy Holly. Y los lentes fue su primer gancho, porqué ver a seis individuos con lentes en un escenario, llamaba poderosamente la atención de cualquiera.


Al principio los muchachos no aceptaban la idea porque les gustaba sus vestimentas blancas con bordes rojos con la letra B, un tanto escolares, pero al final aceptaron los cambios.

0 comentarios: